domingo, 10 de mayo de 2009

Signos de Éxito y Buena Fortuna sobre tu Cabeza y Rostro

Lillian  Too

 Los chinos siempre han creído que la cabeza y el rostro imparten la verdadera esencia del carácter de una persona y que las direcciones generales del destino de una persona son reveladas por la estructura ósea y características de la cabeza y rostro.

 

La suerte de éxito es analizada de acuerdo al equilibrio físico y estructural, la simetría de los rasgos y la firmeza y calidad aparente del Chi Yang.  La cabeza y el rostro deben mostrar la esencia de la energía Yang. Aquí, la energía Yang debe ser robusta y fuerte, solamente entonces indica una vida de éxito y prosperidad.

 

Sobre la cabeza, debemos buscar estructuras óseas Yang cuya presencia revele una vida de gran éxito y sobre el rostro, debemos buscar indicios de riqueza. Cuando posees estos signos, tu suerte del cielo es buena. Tenlos todos y la vida rebosa de una excelente buena fortuna.

 

Rasgos Deseados

 

Para los hombres: una cabeza redonda que ni esté desequilibrada ni tenga cicatrices y esté marcada por lunares negros o puntos negros, indica una larga vida de riqueza con nobleza del nombre y el respeto de la comunidad. Las cabezas que están perfectamente redondeadas son especialmente deseadas, ya que esta clase de cabeza es afortunada y auspiciosa. Un hombre con esta clase de cabeza es descrito como honorable y recto. Hay un dicho popular entre los chinos: “Un rostro cuadrado favorece a los hombres, mientras que un rostro ovalado favorece a las mujeres”.

 

Cuando una cabeza es cuadrada, la frente debe ser alta. La frente no debe verse ni demasiado grasosa ni excesivamente seca. Esto indica un hombre que tiene el potencial de un “rey”. Si observas conscientemente las imágenes de líderes de negocios internacionales y líderes políticos, notarás que los más exitosos, los más admirados y los más prominentes son aquellos que tienen al menos dos de tres de estas características – una cabeza redonda o cuadrada que está bien equilibrada, una frente alta y una complexión clara brillante.

 

Cuando la frente es ligeramente protuberante, esto indica un signo de oficio elevado y debe también ser carnosa. Cuando la frente parece reseca o estirada, con huesos mostrándose a través de la piel, es un signo de soledad e incluso pobreza. Algunos sugieren que este es un indicio de un fin malo cuando toda la riqueza y bienes, y toda la familia de uno se pierda. Peor aún, esto indica muerte prematura. Así, la piel delgada es mala, mientras que la piel más gruesa que cubre la frente es un signo de longevidad.

 

Cuando los huesos parecen ser prominentemente protuberantes, sugiere una vida temprana de duro trabajo y sufrimiento, y cuando la frente es afilada o puntiaguda, es imposible adquirir puestos elevados.

 

Para ambos géneros, una frente grande con pequeñas caídas, sugiere una vida dedicada a la familia. Hay poca suerte para descendientes y el destino del matrimonio es duro. Cuando hay un cuello pequeño también, sugiere muerte prematura.

 

Para las mujeres: una cabeza perfectamente redonda es un signo de que ella será bendecida con hijos filiales que la atienden en su vejez. Ella disfruta una vida de placer con pocas preocupaciones. Usualmente, las mujeres con cabezas redondas y buenas complexiones donde el rostro también tiene carne, traen buena suerte a sus esposos. Las cabezas puntiagudas traen mala suerte y cuando la mandíbula es ancha y protuberante, dichas mujeres traen infelicidad, tragedia e incluso muerte a sus esposos.

 

 Los huesos Yang prominentes sobre la Cabeza

 

La cabeza de hombres y mujeres debe ser fuerte, robusta y tener una apariencia de gran vigor. La cabeza y el rostro es donde se concentra la energía Yang del cuerpo. Aquí el cráneo y los huesos son conocidos como la fuente principal de chi Yang. Para ser auspiciosa, los huesos de la cabeza necesitan ser fuertes, ligeramente prominentes y emanar un aire de autoridad.

 

Hay seis huesos Yang principales sobre la cabeza, los cuales para ser considerados auspiciosos, deben ser vistos y sentidos fácilmente. Deben también ser prominentes. Cada uno de estos seis huesos Yang traen éxito, autoridad y poder.

 

(1)   Debe haber una protuberancia muy ligera en la parte superior de la cabeza. Si puedes sentir este ligero chichón en la parte superior de tu cabeza, eres descrito como un líder natural, alguien a quien el poder y la autoridad llega naturalmente. Serás un líder desde una edad temprana e incluso en la escuela, los compañeros gravitan naturalmente hacia ti. En el tiempo que llegues a la edad mediana, estarías en una posición de autoridad elevada. Esta protuberancia es conocida como la energía Yang en su máximo. Alguien con esta característica ósea es altamente inteligente y creativo.

(2)   Ligeramente debajo de la cima de la cabeza, a los lados, están los huesos laterales de la cabeza. Esto es conocido como el Yang de Apoyo. Cuando los huesos aquí son redondos y simétricos, indican claridad de mente; alguien que tiene el poder de pensar imperturbablemente y con una claridad mental grande. Dicha persona es capaz de concentrarse y analizar con los pies en la tierra. Los huesos aquí no deben ser protuberantes, de lo contrario sugieren a alguien que es obstinado y dogmático.

(3)   Busca el hueso a los lados de la cabeza, paralelo a la oreja, donde la mandíbula se conecta con el hueso del ojo. Hay realmente dos huesos aquí, pero si todo lo que sientes es un hueso, significa que está conectado y este es un excelente signo de buena fortuna. Usa dos dedos para sentir este hueso. En algunas personas sobresale más prominentemente que en otras. Este hueso es conocido como la energía Yang del Sol. Trae reconocimiento y suerte para el éxito, especialmente en asuntos de educación y escolares.

(4)   Nos movemos a los pómulos, que son conocidos también como fuente de gran energía Yang. Los pómulos prominentes son un indicio de poder y autoridad. Ambos pómulos deben ser igualmente prominentes y es mejor si estos huesos están elevados sobre las mejillas. No es posible crear efectivamente pómulos falsos a diferencia de las mejoras en el rostro. Los huesos deben estar ahí para que la buena fortuna se manifieste.

(5)   Es también importante observar el hueso que yace detrás de la cabeza. Mientras más prominente es este hueso es mejor y debe hacer que esta parte de la cabeza se vea como un almohadón – y cuando lo hace, es llamado el Almohadón de Jade. La presencia del Almohadón de Jade trae inteligencia y gran riqueza. Si este hueso es plano, tu cabeza carece de profundidad. Sufrirás de memoria pobre y podrías ser desafiado mentalmente. Este hueso es conocido también como la energía Yang trasera.

(6)   El hueso sobre la frente es el lugar de la sabiduría Yang y un hueso prominente en la frente es el indicio más claro de alguien de gran intelecto. Mientras más alto sea este hueso, más inteligente es la persona. Los huesos redondos de la frente son excelentes para las mujeres, mientras que los huesos rectos de la frente son mejores para los hombres. Cuando la prominencia de este hueso se extiende hacia los lados de la frente, incrementa los indicios positivos y el hueso nasal que corre verticalmente hacia abajo del centro, también debe ser alto y recto. Este hueso de la frente que se extiende hacia a los lados y hacia abajo a la mitad del rostro es el indicador principal de capacidades mentales, creatividad e inteligencia. Cuando son prominentes, sugiere alguien realmente especial.


Tags: Mian Xiang

Publicado por conejita168 @ 0:07
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios